sexta-feira, 15 de agosto de 2014

Pastor Adventista escapa de bomba en Ucrania

 

Fonte - http://noticias.adventista.es/2014/08/14

 

Pastor Adventista escapa de bomba en Ucrania

14 agosto, 2014 - Categoría: Internacional - Sin comentarios
Ucrania5 



La primera Iglesia Adventista ha sufrido daños importantes durante los combates al Este de Ucrania, pero el pastor y su esposa, quienes se escondían en el sótano, escaparon sin daños, según informaron recientemente los dirigentes de la iglesia en Ucrania.
La pequeña iglesia en Debaltseve, una ciudad de 26.000 habitantes en la región de Donetsk, cayó bajo fuego de artillería la noche del domingo 27 de julio, en un intento de las fuerzas ucranianas de recuperar la ciudad de las manos de los separatistas pro-rusos.
La onda expansiva de la bomba causó que el techo de la iglesia se hundiese y agrietar severamente los muros del edificio, según informa la Misión Adventista en Ucrania del Este. También cayó otra bomba en la iglesia, pero sin llegar a explotar.
El pastor Sergei Kobzar y su esposa, Tatyana, quienes viven en un apartamento en el edificio de la iglesia, estaban ocultos en el sótano, donde acudieron buscando refugio el día anterior.
“No me podía imaginar que las explosiones podrían ser tan fuertes y ruidosas,” dijo Kobzar en una declaración enviada por la Misión Adventista en Ucrania del Este.
Dijo que cada explosión levantaba una nube de polvo en el sótano, dificultando la respiración.
Ucrania oriental está inmersa en un conflicto armado desde hace tres meses entre fuerzas separatistas y el gobierno. Se cree que más de 1.000 personas han perdido la vida.
En Debaltseve, las primeras andanadas fueron disparadas el viernes 25 de julio por la noche. A la mañana siguiente, Kobzar telefoneó a los 13 miembros de iglesia para comprobar si estaban bien. Informaron que sus vecindarios estaban en calma.
Pero la fuerza del combate se recrudeció alrededor del mediodía, cuando tanquetas con soldados ucranianos entraron en el pueblo. Un grupo de separatistas con armas pesadas, incluyendo un lanzagranadas, acamparon en los arbustos justo enfrente del edificio de la iglesia, según informa la Misión.
Kobzar y su esposa pasaron dos noches enteras sin dormir en el sótano sin comida. La iglesia se quedó sin electricidad en los primeros ataques, dejando a la pareja sin luz ni agua. Estuvieron bebiendo de una pequeña reserva de agua que tenían embotellada en el sótano.
Kobzar dijo que él y su esposa leían la Biblia a la luz de velas, echando mano especialmente de la promesa de Isaías 43:2Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.”
Salieron del sótano el lunes 28 de julio por la mañana, y encontraron el techo de la iglesia hundido así como las paredes dañadas. Los edificios colindantes estaban ardiendo.
Kobzar dijo que no podían permanecer más tiempo en la iglesia, pero que no se atrevían a salir en su propio automóvil, temiendo a los francotiradores. Así que llamó a las compañías de taxi, sin éxito. En el quinto intento, encontró un hombre que accedió a llevarles fuera del pueblo si se daban prisa.
“En 5 minutos estuvieron listos,” comentó en la declaración la Misión Adventista. “Se llevaron lo más esencial: Documentación y el poco dinero en metálico que les quedaba, una Biblia, la guía de estudio de la Escuela Sabática, unas pocas prendas de ropa, y todo envuelto en una sábana blanca atada a un palo salieron afuera.”
Kobzar y su esposa estuvieron acompañados por un miembro de la iglesia y su nieto quienes no tenían dónde vivir después de que una bomba explotara en el apartamento debajo del suyo, reventando las ventanas. Otros tres adventistas huyeron del pueblo.
Para poder salir de Debaltseve, el coche de Kobzar tenía que cruzar controles de separatistas, atascados con una caravana de gente en coches, en bicicletas y a pie. Algunos llevaban maletines, otros tiraban de sus carritos de bebé. La espera duró 20 minutos, dijo Kobzar.
Fuera del pueblo, el coche tuvo que cruzar otro punto de control, este, a manos de las fuerzas militares del gobierno ucraniano. Tras pasar el control, la esposa del pastor comenzó a llorar y agradeció a Dios por haber “salido de este infierno.”
Sergei y Tatyana Kobvar ahora están a salvo en la ciudad de Dnepropetrovsk, según los dirigentes de la iglesia.
Guillermo Biaggi, presidente de la Región Euro-Asiática de la Iglesia Adventista, que incluye Ucrania, pidió oraciones por el Este de Ucrania.
“Oremos por el Este de Ucrania,” dijo Biaggi en un e-mail enviado el jueves 1 de agosto a los dirigentes adventistas por toda la región. “Nuestros pastores y miembros están sufriendo. Necesitamos orar por la paz.”
También dijo estar agradecido a Dios porque ningún pastor ni miembro de iglesia han resultado muertos o heridos en estos tres meses de combates. “Pero hay muchas personas sufriendo, y continuamos orando y sufriendo junto a muchas faamilias que han perdido seres queridos”, añadió.

Biaggi dijo que la huída de los Kobvars le recordaron una promesa que Dios dio al profeta Jeremía:
Pero en aquel día yo te libraré, dice Jehová, y no serás entregado en manos de aquellos a quienes tú temes. Porque ciertamente te libraré, y no caerás a espada, sino que tu vida te será por botín, porque tuviste confianza en mí, dice Jehová.” (Jer. 39:17, 18).

Postagens de Destaque